BUSCADOR

domingo, 21 de octubre de 2007

La frase del dia

"Es muy fácil vivir haciendo el tonto. De haberlo sabido antes me habría declarado idiota desde mi juventud, y puede que a estas fechas hasta fuera más inteligente. Pero quise tener ingenio demasiado pronto, y heme aquí ahora hecho un imbécil."

El que quiere sre y no es usualmente sufre una gran decepcion, y cmo nos puede suceder a todos en un momento determinado no tenemos nada que decir, asi morimos lenta y penosamente. Pero algo de nosotros queda, el sonido de la voz que se ha pronunciado, mas esta no es la palabra, luego entonces podria venir la palabra, pero la palabra puede ser usada en modo formal solamente para referir algun acontecimiento a alguien. Entonces vendria el sentimiento, que como algunos dicen nos "diferencia del animal", mas el sentimiento puede hacerse instinto y no nos ditinguiriamos en nada del animal. No por ello hago al sugerencia que sea el mismo hombre algo sin vida, hago la sugerencia que el hombre no sabe aun que es a vida, y en mucha menor medida sabra hasta donde puede decir que lleva una vida "pura", porque mas alla de la moral algunos otros se preguntaran hasta que punto el ser y no ser de Hamlet les afectara en sus proyectos.

Mirenme aqui otra vez tratando de escribir algo medianamente coherente, y pues aun sigo mucho menos que la narracion. Estar en instrospeccion ayudaria a algunos, mas otros simplemente vivimos añorando que nos llegue la inspiracion divina, no sabriamos entonces como expresarnos porque hasta ahora nos estamos saliendo de la vieja rutina, es como si todo fuese oscuro y empezamos a recorrer un camino que no ha sido visitado por otros, o en realidad si fue recorrido por otros pero esos otros no pudieron dejar la huella de lo que ya recorrieron.

1 comentario:

Nicanhora dijo...

David, quizas sea verdad que muchos añoran desesperadamente ese momento de inspiración que haga regurgitar de sus entrañas lo que es la vida, (no la vida por la vida), sino el sentido singular de su vida, que se encuentra, no se, si virtualmente constituido (por el mismo) y perversamente articulado por la existencia de los otros, de los otros distintamente articulados y perversamente constituidos por ellos mismos.