BUSCADOR

sábado, 24 de abril de 2010

Del ausente

Decía la canción: Deshauciado está el que tiene que marcharse..., desahuciado está el que se queda también y vive entre los demás sin levantar un poco la mirada sobre el montón. Ambas situaciones incomodas dan como resultado una predisposición incomoda al que escribe. No suelo ser muy atento con lo que digo, es más muchas veces peco por el desorden extremo en lo que digo, pero tengo claro lo que siento. Pero aquella facilidad de expresar lo que se siente de una forma exacta parece cada vez más alejada de nosotros los humanos. Siempre limitados por el lenguaje, por poner esta o la otra palabra. Y todo lo anterior para que?, bueno pues para volver al principio, a los que mueren en vida, los que se van de un lado a donde sienten no pertenecer y los que se quedan viviendo la rutina al día, esperando el gran milagro de la salvación.

Sólo un mensaje se me ocurre para ambos, "no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista", aquella frase extraída de la cultura popular, contiene una carga demoledora de malos pensamientos, así como esta otra "tanto los buenos como los malos momentos pasaran", tanto los momentos de gloria, como los momentos de tristeza pasaran. Entonces queda la pregunta en el aire, si estoy triste y mañana puedo cambiar mi estado de animo a la felicidad...¿otra vez volveré a ser le mismo desgraciado del inicio?, no sabría decir con exactitud si serás el mismo desgraciado o tal vez un poco menos desgraciado, lo que si te puedo decir con seguridad es que lo que aprendiste mientras te llenaron de mierda, tarde o temprano te servirá, o posiblemente le halles las cosas positivas a lo negativo.

No hay comentarios: