BUSCADOR

miércoles, 26 de agosto de 2015

Estando en el extranjero me doy cuenta de los aspectos tanto positivos como negativos que en su mayoría conforman lo que podría llamar como "identidad nacional". Pero dado que tiene mas éxito hablar de los traumas de los compatriotas de Colombia (ya que tanto a mi como a ellos nos encanta quejarnos) entonces es mejor hablar de lo negativo. La delincuencia organizada ha sido tradicionalmente una de las principales causas que ha deteriorado la imagen que se tiene de nosotros en el exterior, pero si a eso le sumamos que en este momento probablemente algún colombiano este cometiendo un crimen justo en el mismo país en donde actualmente habito (Argentina), entonces tal parece que mi indignación debe ser mayor, es casi que debería darme vergüenza salir a la calle o decir en voz alta de donde vengo yo. En este punto hemos de decir que la lógica empleada va en dos vías: La primera que tiene que ver con el hecho de que ya cargamos con un estigma de delincuentes y la segunda que esteves operativo cuando decidimos incorporarlo tanto de manera activa (cometiendo el delito) como pasiva (asumiendo la "verguenza" como mecanismo de defensa. En el primero actúa lo que es pan de cada dia en Colombia con la corrupción de sus lideres, el reconocimiento a la chabacaneria y el mal gusto, la precarizacion laboral incluso en niveles profesionales etc. La segunda pertenece al síntoma mostrado por compartir una idea de nación fragmentada y rota, una idea de lo que es ser colombiano que actúa cuando la imagen se da hacia el exterior. Varios ejemplos se pueden hallar en el entretenimiento, el deporte y en muchísima menor medida en el arte y la ciencia. Eso habla claramente de un difuso sentimiento que recorre tanto el amor como el odio. El tema de la delincuencia parece ser que esta dentro de los temas que junto con el futbol mas nos afecta. Si algo me da vergüenza a manera personal no es que existan delincuentes como en todo lado, lo que mas me indigna es que la mayoría están en Colombia gobernando y elegidos por nosotros mismos. Somos adictos a lo inmediato...pero sobre lo profundo y reflexivo tratamos de huir constantemente.

jueves, 20 de agosto de 2015

Me acabo de dar cuenta que si bebo alcohol de forma controlado pero durante mas dias, en promedio estoy mas horas del dia ebrio y al otro dia sin tanta resaca. Amigos alcoholicos intentadlo

Si...definitivamente es asi...lo enuncio, no soy mas inteligente entre mas estudio, lo que hay es reforzar mis propios argumentos. Es un error pensarlo, las convicciones son lo principal, es a traves de ellas que conozco interpreto y que aporto al mundo. Mi visión se transforma y es desde estas que me vuelvo inmortal.

lunes, 10 de agosto de 2015

La sabiduria es directamente proporcional a las veces que has dejado de subir el tono de tu voz para sacar a relucir tus argumentos. Muchas veces cuando los hay, el hecho de subir la voz no da un tono de fuerza a la idea, si no que la debilita dejando en el nivel mas bajo su calidad. Con el tiempo nos damos cuenta que no se trata de subir el volumen, si no de bajarlo a los niveles ajustados, muchas veces el tono elevado solo sirve para exagerar una idea que puede tener sentido, pero al que se le despoja cuando se insiste de manera necia.

domingo, 9 de agosto de 2015

Estos parece una locura...que porque abandonaste la comodidad de la academia? Bueno...lo has dicho, la academia es un refugio, es aquella madre que cuida a sus hijos de que sean golpeados por otras academias. No quiero encerrarme en una biblioteca a lanzarme libros contra otros disque intelectuales. He decidido andar en soledad, decidi seguir adelante por caminos inexplorados. Espero ciertamente perderme rotalmente y no ser encontrado por una muchedumbre triste y conformista.