BUSCADOR

jueves, 30 de junio de 2016

Aprender para desaprender...los libros se convirtieron rapidamente en discusiones que se tiene con distintas personas, algunas veces amistosas, otras con ira, algunas mas interesantes y profundas, otras mas fueron irrelevantes, pero al final se dieron y de ella nos quedan cosas que dicen los otros, o cosas que creemos que dicen los otros y como no, otras tantas que vinieron desde nuestra cabeza. El recuerdo de estas va marcando el camino a seguir, sin convertirse en dialogos a memorizar al pie de la letra, es la brisa del viento que paso pero que no se queda.

No hay comentarios: