BUSCADOR

miércoles, 30 de septiembre de 2015

Continuacion de los detalles: Los detalles han de ser los que se descubren tras la aparente claridad de una obra, son los claroscuros de una identidad reafirmada bajo una atmosfera de intelectualidad. Las tendencias politicas, religiosas, en sintesis la cosmovision del individuo que escribe. Por todo lado aparece, claro, cabe aclarar que aparece siempre y cuando no quiera hacer un plagio bien formado y atiborrado de citas y referencias. Y aún con todo esto aparece el demiurgo organizador de semejante trabajo. Entonces cabe preguntarse ¿realmente no hubo intervención del autor?, claro que sí, la hubo en su arreglo morfológico del texto, pero la hubo también cuando sus dos o tres palabras aparecen como aportes al texto (esto en el peor de los casos), queda entonces demostrado que cada cual se define en su trabajo, entrega al mundo lo que es capaz de hacer.

martes, 29 de septiembre de 2015

¿Por que algo tendría que tener una respuesta y no simplemente la pregunta abierta?, ¿tanto nos debe preocupar no tener una respuesta?. Normalmente a todo ha de encontrarsele una solución, normalmente esta (nos informan) llega atraves del conocimiento heredado, de la investigacion, de la observacion o en muchos casos de los llamados "brain stormings", pero en muchos casos, este llega atraves de la casualidad que ya deje de ser casualidad. Para mi la casualidad no existe, la observacion de los detalles es uno de los puntos fundamentales por lo cuales he abogado constantemente, ya que los detalles no son tampoco simples de hallar para el ojo que no esta preparado para detectarlos a tiempo. Pongamos un ejemplo: en una discusion sobre un determinado tema casi siempre se pueden encontrar dos tendencias: la primera que defiende que los resultados sean lo mas claros y generales posibles, y la segunda que indica que hasta cierto puto tenemos conocimiento y que el resto es falta de certeza, esta bien, cambiemos el ejemplo de la aparente dicotomia, objeto vs subjetivo, general particular, metodo deductivo y el inductivo, investigacion cualitativa y la investigacion cuantitativa, ciencias duras y ciencias humanas, racionalismo e idealismo, norte y sur...etc etc. La dicotomia se presenta, y a partir de ella empieza una serie de gradaciones que van creando nuevas ramas en la discusion, se fundan escuelas, teorias, tendencias, metodos, en algunos casos religiones, vanguardias, puntos de vista o filosofias. Hay para todos y de todo, hoy justamente no podemos quejarnos que hagan falta (claro con la aparente aprobacion de la institucion que las avale), ¿pero tanto hemos esperado para una respuesta aun sin buscarla?, ¿hoy en día alguien puede decir libremente que no se adhiere a ningun tipo de tendencia?. Nos hemos llenado de tantos nombres y hemos estado preocupados por apuntar el dedo hacia algun lugar determinado que hemos olvidado por completo los detalles que los que han roto con tendencias anteriores han encontrado, nos hemos convertido en expertos en buscar sobre lo reciclado, nos hemos tratado siquiera de buscar nuevos materiales resistentes. Los que hacen combinaciones aparentemente nuevas las hacen para que aparezcan como raras e innovadoras pero no para buscar un futuro. Los que buscan un futuro renuncian a que este no sea acorde a lo cuantificable y demostrable, los defensores de la incertidumbre terminan plantando banderas extrañas en lugares que no creen y de los cuales despues predican con la unica seguridad que les da la mezcla "pos", y su aparente anti-estructuralismo (y de paso hacen miles de copias de lo ya escrito...si, con un solo texto/teoria basta). Por otra parte los deterministas de la rama dura, atacan a las otras tedencias distintas a la suya que tambien se abogan el derecho de ser duras (evidentemente dejan atras a los moderados, pero son muy habiles en usarlos cuando la discusion parece entrar en caminos que ellos desconocen) invierten su tiempo en volverse expertos en citar autores que otros han analizado y de los cuales la madre academia (de quien cuenta la leyenda cuida muy bien a sus hijos) nunca se equivoca. A ambos les informo que la humildad es una palabra en vias de extincion, y que la ceguera parece ser la pandemia que nos ataca desde el nacimiento.

lunes, 28 de septiembre de 2015

EL mejor silencio que se puede ofrecer es el que es por opcion y no por obligacion. En ambos casos el ofrecimiento parece absoluto, lo que no parece es el motivo por el cual se llega a esta situacion. Solo el necio insiste en improvisar soluciones.